Bello pulpo en las Islas Galapagos

El pulpo y el coronavirus

Cuando estuve en las Islas Galápagos hace unas semanas, conocí a este impresionante pulpo.

Bello pulpo en las Islas Galapagos

Aunque nuestro encuentro fue de corto tiempo, en estos días decidí contactarlo nuevamente.

El Coronavirus ya era el tema número uno en las noticias, cuando yo estuve en Galápagos, y hasta el día de hoy todavía lo es. Así que decidí preguntarle al pulpo acerca del virus y su propósito.

En su gran sabiduría, solo respondió:

“Las personas enfrentan los virus con miedo, los asocian como algo negativo, que se debe erradicar antes de que acabe con la humanidad. Pero los virus son seres tan vivos como otros animales, incluso humanos».

Sin más palabras, me sugirió que hablara directamente con el virus. «Por qué no le preguntas?»

Bello pulpo en las Islas Galapagos

Así que lo hice. Y su respuesta fue aún más sorprendente:

“Somos limpiadores. Nuestro propósito es ayudar a las células a evolucionar, desarrollarse al siguiente nivel. La mutación nos ayuda a evitar la destrucción y, con eso, ayudamos a las especies a fortalecerse, a desarrollarse a su próximo nivel de refinamiento, energía e integridad. Cuando hay un desequilibrio, lo restablecemos.”


Aunque algunos puedan percibirlo como cruel, cuando los virus se dedican a limpiar y reequilibrar, estos microorganismos no se enfocan en salvar cuerpos individuales, su objetivo es el bien mayor.

Entonces, si dejamos de mirar a los virus como enemigos y los consideramos más como ayudantes en nuestro viaje evolutivo mutuo, comunicándonos con los que trabajan dentro de nuestros cuerpos, podemos identificar el espacio para mejorar nuestra salud en todos los niveles.

Esto podría implicar cambios en nuestro estilo de vida, como comer más saludable, pasar más tiempo de calidad para encontrar el equilibrio interno, caminar en la naturaleza y simplemente ser receptivo a los mensajes que los espíritus nos envían.

Bello pulpo en las Islas Galapagos

Algunas personas incluso piensan que el Coronavirus ha sido creado por laboratorios, los gobiernos, con el propósito de manipular la bolsa de valores, debilitar otras economías, desencadenar una guerra…


Pero si lo analizamos en profundidad, si aceptamos que la Madre Naturaleza está manejando esto, no un presidente de una cierta nación; En lugar de cuestionar el propósito de nuestra vida, deberíamos recostarnos, alinear nuestros sentidos, nuestras “antenas” y escuchar a los residentes más pequeños de este mundo: los microorganismos.

Conclusión: Todos tienen un lugar, una función especial asignada por la Madre Naturaleza. Permitamos que los microorganismos nos guíen, compartan su sabiduría y contribuyan a la curación y evolución de todos los seres vivos.

März, 2020